LOS FERMENTOS


Los fermentos son encimas que constituyen la base de la transmutación de los alimentos, tanto en el hombre como en los animales. Y ellos son, pues, los que catabolizan los alimentos en su última transformación y ayudan a la digestión. Estas enzimas además, fermentan; por ejemplo, la uva; y elaboran el mosto, la cerveza o la sidra. También permiten la panificación de la harina; así mismo, transforman la materia vegetal, al pudrir, por ejemplo, a los árboles. Ellos son los constructores de la química biológica. Estos fermentos los crea el organismo y también los ingerimos con toda clase de alimentos naturales. Incluirlos en nuestra dieta es un gran refuerzo a nuestra salud intestinal, y por lo tanto a la inmunidad de nuestro organismo. Desde alcaliniza cuerpo y alma,queremos compartir esta receta muy fácil.

MEJORAR LA SALUD DIGESTIVA

“En un mundo normal, nunca tendríamos por qué pensar en reponer las bacterias que nos permiten digerir la comida. Sin embargo, convivimos con antibióticos, agua clorada, jabones antibacterianos y todos aquellos factores que están presentes en nuestra vida contemporánea que yo clasificaría como una “guerra a las bacterias”, y si no somos capaces de reponer esas bacterias beneficiosas, no podremos absorber de manera eficaz los nutrientes de los alimentos que ingerimos.” – Sandor Katz

                                                                                                                          CHUCRUT

stock-photo-salad-of-sauerkraut-and-carrots-in-rustic-style-selective-focus-320004593

Esta es una forma sencilla y rápida de obtener nuestro fermento de repollo. Salud para nuestro intestino.

INGREDIENTES

  • Col o repollo
  • Agua cantidad justa para que no cubra la verdura ya cortada y colocada en el recipiente.
  • 1o 2cucharada de sal sin refinar dependiendo de la cantidad de col.

PREPARACIÓN

  1. En un recipiente que se pueda cerrar hermético, añadimos la cebolla cortada a juliana.
  2. Añadimos el repollo cortado a juliana (como la cebolla), el agua y la sal.
  3. se guarda en lugar oscuro y fresco por dos semanas para obtener la fermentación.
  4. luego conservaremos en la nevera para que no continué fermentando.

Ya tenemos listo nuestro chucrut, si queréis guardarlo se puede hacer en la nevera hasta dos semanas.

A mi personalmente, me gusta acompañar con este preparado mis ensaladas, para enriquecerlas así de fermentos para reforzar tu inmunidad. Pero puedes probar a combinar con otros platos que combinen con sabor ácido.